Cristina Feliu y El Qüenco de Pepa.

Cristina Feliu, profesional de la Comunicación desde hace más de 15 años, nacida en Barcelona y residente en Madrid desde el 1998 cuando empezó a trabajar como responsable de Comunicación en el Museo del Prado, pasando por Deutsche Bank y posteriormente por  Banco Inversis como directora de comunicación en ambas entidades financieras. Después de hacer un parón profesional y residir en Nueva York dos años, desde hace más de ocho años Cristina ha sido la directora de comunicación de la tecnológica global en medios de pago, MasterCard, para España y Portugal; y desde hace tres años fue nombrada la máxima responsable de Comunicación para Europa Occidental.
Cristina además de ser una apasionada de la comunicación, se reconoce como una persona activa, social, optimista, sana, alegre, y descubridora de lugares nuevos. A Cristina le encanta viajar, descansar en las Baleares con su familia, y disfrutar de sus ratos libres -cuando no viaja- investigando restaurantes nuevo con su marido y amigos.
Paradójicamente dentro de lo “nuevo” Cristina se queda con “El Qüenco de Pepa” como su restaurante favorito en Madrid, donde Cristina se encuentra realmente “como en casa” por su comida, por la calidad, por la materia prima, por el trato, por el ambiente; y por los tomates de la huerta de Pepa!

 ¿Cómo conociste el Qüenco de Pepa? 

La verdad es que ya ni lo recuerdo, pero estoy segura de que nos hablaron muy bien del restaurante y de su cocina, y al trasladarnos a vivir al barrio de Chamartín, con mi marido quisimos conocerlo. El Qüenco original ya destacaba por su comida casera y de gran calidad, y tuvimos la curiosidad de probar a “la Pepa”.

¿Qué buscas en un restaurante? 

Me gusta probar sitios nuevos que se abren en la cuidad, me gusta disfrutar con amigos de lugares en los que hay ambiente, dónde se respiran buenas energías y se come bien. Para mí es importante que el lugar sea acogedor, que tenga un buen diseño, que el trato sea personal, que sientas la cercanía y que te vayas con buen sabor de boca, nunca mejor dicho.

¿Crees importante el trato cercano del propietario? 

Me parece fundamental. Como decía anteriormente, con Pepa la sencillez reina en todo lo que hace y como lo hace. Su cocina es sencilla, casera, productos frescos, de calidad y temporada; y el trato de Pepa es único. Siempre te hace sentir como en casa, cuidando el trato personal y familiar, de amistad con sus clientes; y para mí este punto no tiene precio.

¿ Qué nos recomiendas? 

Lo que más destacaría del Qüenco de Pepa es que todo el producto que tiene es fresco y de altísima calidad, sobre todo las verduras de su propia huerta. Sus clásicos tomates con ventresca y cebolleta, los huevos de campo estrellados, el arroz cremoso, el pulpo con crema de patata, sus verduras asadas con aceite de trufa y huevo escalfado, todos sus pescados son de costa (rodaballo, lubina, atún rojo, etc.). Personalmente no soy muy amante de la carne, sin embargo en “la Pepa” nunca puedo dejar de pedir sus albóndigas caseras con trufa y foie, cada vez que voy repito y me siguen deleitando!
¿ Lo eliges para comer o cenar? 

Prefiero la cena para poder disfrutar de un momento de relax, me gusta poder apartarme de la vorágine laboral diaria y tener un espacio para desconectar en un lugar que se come excelentemente bien y que me puedo relajar, con buena comida, buena compañía, un buen vino y un trato perfecto.

¿ Podemos ver caras conocidas? 

En el Qüenco de Pepa siempre hay alguien conocido. La sencillez de Pepa atrae a sus clientes y ella hace que se conviertan en amigos, sin diferencias y mantiene el respeto por la intimidad de sus comensales aunque sean caras conocidas. Hemos coincidido en varias ocasiones con los Morancos, con el Cordobés y su mujer, con varios periodistas, etc.


Nuestra experiencia Famous & Food
“Pepa”, así es como debería llamarse su restaurante. Porque cada persona que conoce su Qüenco sabe que lo dirige ella y es a ella a quien buscamos. Su sencillez, su tenacidad y su huerto propio no tienen rival y todos coinciden que son las claves de su éxito. Ha cocinado para genios como Ferran Adria o Valentino y no presume de haberlo hecho, sus palabras son sólo de agradecimiento.

 

Con sus bodas de plata cumplidas entre fogones, repite Sol de la guía Repsol por tercer año consecutivo. Y es que los reconocimientos y galardones le llenan de satisfacción y hacen cumplir sus sueños.

Con local recién inaugurado no deja de perder el encanto que ha tenido siempre, así como su terraza tan agradablemente fresquita en verano. Está localizado en un enclave discreto y residencial apartado del bullicio de Madrid pero muy céntrico. Está situado en el barrio de Chamartin, a unas pocas manzanas del Estadio Santiago Bernabéu. Y es en este mismo barrio donde podemos encontrar su otra recién apertura, La Chamartina.

En la portada de su carta encontramos su lema: “Dedicación, sencillez, sensibilidad”. Las sugerencias son variadas y varían en función de la estación del año. Suelen estar presentes el salmorejo, el pan cristal las Coquinas y las pizarras naturales fritas así como pescados blancos y azules en los que la fritura andaluza es la reina. Los productos de temporada son la base de su cocina y la delicadeza en su elaboración es lo más destacado. Así encontramos Alcachofas de Tudela fritas con parmesano, el pulpo con crema de patata y ajada, el pisto con verduras de la huerta y huevo empanado, el arroz cremoso con gurumelos y foie fresco a la plancha o la tortilla de patatas con almejas a la marinera.

Los tomates y el atún rojo los ofrece en distintas presentaciones. Tomate con ventresca y cebolleta, con cebolla fresca, en rodajas con flor de sal y aceite picual o con burrata fresca. Y atún rojo en lomo a la plancha, vestresca, morrillo o incluso tartar.

img_1307

img_1318

Todas las verduras son de su huerta recuperando semillas de más de 50 años y trabajando con distintos semilleros. Regadas con agua de poza potable, procedentes de Ávila y de Tudela.

Las carnes de calidad “premium” o el Steak Tartare con caviar de trufa son platos redondos para poder completar la velada.

img_1320
“Quise ser torero y sólo llegué a Premio Nobel” Camilo José Cela 

El Qüenco de Pepa  Henri Duani 21, Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s