Concha Crespo y Cruz Blanca de Vallecas

Concha Crespo nació en Moncada, Valencia y es licenciada en periodismo por la Universidad CEU de San Pablo de Valencia.
Una de las cosas que más le gustan es viajar de un lado a otro, algo que hacía desde que era pequeña.
Ha sido reportera gastronómica de Madrid Directo durante 12 años y de España Directo durante 5. Ahora Concha asesora marcas como Ibéricos Fisan, Vajillas Bidasoa, Carnatura -carne de cabra-, Econuestro…, produce audiovisuales, es una activa videobloger y está a punto de publicar su segundo libro: Tendrán Estrella: cocineros con valor

Concha nos habla del Restaurante Cruz Blanca de Vallecas
¿Por qué es tan especial este restaurante para ti?
Porque lo he visto crecer desde hace 20 años cuando conocí a Antonio Cosmen, el asturiano que lo regentaba y que me sedujo con sus callos “sudados”. Fue un reportaje muy celebrado en Madrid Directo, que nos unió para siempre. No quiero dejar de recordar a Pepiño, el fundador del Museo del Pan Gallego en la plaza de Herradores, que fue el que me presentó al que ahora es un amigo-hermano, Cosmen. Aprovecho también para agradecer a Paulino, el hermano de Antonio, la sonrisa de verdad, con la que me recibía tanto al principio, cuando estaba en el centro de Madrid como luego en Vallekas, siempre detrás de la barra.
¿Es verdad que hacen uno de los mejores cocidos de Madrid?
Es verdad. Y como yo, lo dicen los colegas de todos los medios que te puedas imaginar. Uno de los titulares más impactantes lo leí en el Mundo “El antibulli, el chef que arrasa con su cocido”. No olvidemos que en el 2010 fue el mejor cocido de España, según “los amigos del cocido”. Una reputada peña de expertos.
-Y su fabada asturiana? Acabará siendo tan famosa? Ya lo es. El año pasado quedó segunda en la Ruta de la Fabada. Por el cocido y por la fabada hay lista de espera de tres meses en la magnífica, única e incomparable Cruz Blanca de Vallecas.
Para quien no conozca Vallecas, podrías explicarnos su magia?
Tiene una mezcla bien sabrosa entre mi pueblo-ciudad dormitorio en Valencia, Moncada, y el Madrid cosmopolita y mestizo actual.
¿Su próximo reconocimiento será para su churrería propia?
Podría ser…tiene tantos motivos por los que destacar…y no solo por su comida y su bebida siempre extraordinarias, sino por su bonhomía  y profesionalidad. Es exquisito en todas sus facetas. Vive por y para sus comensales y su equipo lo adora. Y eso siempre es un buen dato. Ahora que ha ampliado la terraza estoy deseando volver a comer su conejo al ajillo con lechuga viva que sabe exactamente igual al que hace mi madre. Ella que es de Teruel lo llama en salmuerre.
¿Crees que somos afortunados por tener la gastronomía que tenemos en España?
Somos super afortunados!! He pasado un mes este verano en California y he flipado con toda la oferta gastronómica mundial allí concentrada. Sin embargo la cuchara y  el chup-chup  no lo practican. Nosotros podemos disfrutar de toda la culinaria del planeta, japonesa, peruana, italiana…china, rusa… que convive perfectamente con la cocina regional española más genuina todavía. En España tenemos absolutamente de todo.
¿Cuál es la mejor anécdota que puedes contarnos junto a unos fogones?
Uff! intento rescatar una entre las 100.000 acumuladas después de 20 años en la tele y se me amontonan. Quizás las que me sucedieron estando embarazada de Rodrigo…Sentía angustia al entrar en las cocinas donde tan bien me lo he pasado siempre. Y ahora una buena, el festín que compartí con mi equipo de España Directo, en la mesa que tenía Santi Santamaría en su luminosa cocina. Nos hizo sentir unos verdaderos VIPS, atendiéndonos él personalmente con toda su inmensidad.

Nuestra experiencia Famous and Food

Cuando Concha Crespo se interesó en nuestro blog nos pusimos inmediatamente en contacto con ella para que nos propusiera un restaurante. Periodista de raza y siempre en búsqueda constante de nuevos retos nos hace sentir una gran admiración por ella que unida a su gran pasión por la gastronomía, sus conocimientos y sus viajes hacían presagiar que nos iba a dar una agradable sorpresa con su elección y así ha sido.

Cruz Blanca de Vallecas es sinónimo de calidad y honradez por el trabajo bien hecho. Glosar este fabuloso restaurante hace que me traslade a mi infancia, a las comidas en casa de mis abuelos, al fuego lento de la hipnótica lumbre y no es para menos, como dice Don Juan Carlos, nuestro Rey emérito “es el mejor cocido del mundo”. Y no le falta razón…cuenta con el Premio al mejor Cocido de España 2010, otorgado por el “Club de Amigos del Cocido”, pero la lista de galardones no acaba ahí. También ha ganado el Premio Nacional de Hostelería 2015, el Premio Alimentos de España 2016 concedido por el ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambient‪e‬, el Segundo Premio a la Mejor Fabada de Madrid en la ruta de la fabada 2016,…una extensa lista de distinciones que lo convierten en lugar de peregrinación para los devotos de La Cocina de toda la vida.

Restaurante acogedor con aroma de familia y un servicio atento y amable. Preside la entrada una gran barra donde podemos tapear si no hemos reservado con tiempo, pues tienen una lista de espera larga para el fin de semana.
Decoración rústica con paredes de ladrillo visto, destacan las vidrieras y el mosaico de baldosas así como los preciosos murales de cerámica que nos cuentan la elaboración de la cerveza Cruzcampo, marca de la casa. Cuentan también con una terraza exterior para unos 50 comensales, algo que agradeceremos en cuanto el tiempo nos lo permita.

Para abrir boca degustamos las patatas fritas artesanas con anchoas del Cantábrico, nos deleitamos con sus ya famosas croquetas de la abuela hechas a base de cocido, sabrosas y muy cremosas y para finalizar con los entrantes nos trajeron los calamares rebozados del norte fritos con aceite de oliva “siempre nuevo” como dice Antonio, con el toque especial de la casa.

IMG_1829

En esta ocasión pedimos como plato principal uno de los platos estrella, el cocido. Entramos en calor con la sopa que junto con sus piparras y cebolletas venía acompañada de unos garbanzos que traen en exclusiva de Arévalo, concretamente de La Moraña.

IMG_1837

Y para coronar este homenaje acabamos con la fuente donde los chorizos y las morcillas que Antonio trae de Leitariegos, en Asturias y las puntas de jamón ibérico y el morcillo de la Ganadería Calvín, se mezclan con los garbanzos y las verduras, patatas, zanahoria y repollo rehogado. Como acompañamiento sirven un bol con una salsa de tomate especiada, todo un acierto. La cantidad que sirven es tal que es casi imposible acabarlo pero para los que quieren llevárselo a casa se lo envasan al vacío.

 

IMG_1836

La maestría en los fogones, el producto de primera calidad y el cariño con el que Antonio Cosmen, chef y propietario del restaurante trata la materia prima nos han hecho unas incondicionales de Cruz Blanca de Vallecas. ¡Hasta siempre!

“La perfección no es cosa pequeña, pero está hecha de pequeñas cosas” Michelangelo Buonarroti”

Cruz Blanca de Vallecas, Calle de Carlos Martín Álvarez, 58

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s